Aprendiendo a acompañar

“El Espíritu del Señor esta sobre mí, porque me ha consagrado para llevar la buena noticia a los pobres; me ha enviado a anunciar la libertad a los presos y a dar vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos, a anunciar el año favorable del Señor”. Luego Jesús cerró el libro, lo dio al ayudante de la sinagoga y se sentó. Todos los presentes le miraban atentamente. El comenzó a hablar diciendo: “Hoy mismo se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros” (Lc 4, 18-21).

Categoría: 
Autor: 
no
Referencia: 
Javi Illarramendi