Desde el Evangelio

Caridad para construir humanidad. El sentido y la urgencia de la caridad política

Para que la Iglesia sea fermento en la sociedad, hay que desarrollar la dimensión política y social de la fe. De ahí que su misión –a través de Cáritas– sea ayudar a que todas las personas lleguen a ser dueñas y constructoras de su propio desarrollo, pero que contribuyan también a transformar la sociedad. Coincidiendo con la festividad del Corpus Christi (29 de mayo), recorremos el magisteriopontificio y eclesial para descubrir el sentido y la urgencia de la caridad política, la que nos hace pasar de la beneficencia al compromiso.

Practicar la "Caridad política" en la situación actual.

  “La política, tan denigrada, es una altísima vocación, es una de las formas más preciosas de la caridad, porque busca el bien común. Tenemos que convencernos de que la caridad «no es sólo el principio de las micro-relaciones, como en las amistades, la familia, el pequeño grupo, sino también de las macro-relaciones, como las relaciones sociales, económicas y políticas». ¡Ruego al Señor que nos regale más políticos a quienes les duela de verdad la sociedad, el pueblo, la vida de los pobres!”. 

Aprendiendo a acompañar

“El Espíritu del Señor esta sobre mí, porque me ha consagrado para llevar la buena noticia a los pobres; me ha enviado a anunciar la libertad a los presos y a dar vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos, a anunciar el año favorable del Señor”. Luego Jesús cerró el libro, lo dio al ayudante de la sinagoga y se sentó. Todos los presentes le miraban atentamente. El comenzó a hablar diciendo: “Hoy mismo se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros” (Lc 4, 18-21).

Cuatro palabras, una llamada: contemplar, encarnación, amor y salvación

Me piden que escriba sobre la realidad de trabajo en el ámbito de las personas privadas de libertad, mi experiencia, alguna reflexión, alguna oración, etc. Bueno, pues no me puedo negar, aunque no es tarea fácil para mí, pues siempre me ha costado escribir. Lo que es más difícil aún es poner palabras a una realidad que no sólo ha configurado mi vida, sino que ha entrado hondo en todo lo que soy, incluido el seguimiento de mi Señor Jesús, la relación con el Padre Dios, con los hermanos…

En el camino de Santiago

Aún no había amanecido cuando salía de Sta. Irene. La oscuridad obliga a la utilización del frontal. En el cielo flota una luna llena grande y espléndida que mitiga la negrura de los momentos previos al alba. El camino se va desarrollando entre pequeños bosquecillos, o más bien arboledas más o menos frondosas y pistas de graba, paralelas a la carretera, alternándose unas con otras

Astutos como serpientes y dóciles como palomas

Desde que empecé a escribir en un periódico y por los acontecimientos posteriores que han ido sucediendo dentro de la profesión, la astucia ha sido uno de mis desafíos cotidianos, no siempre logrados; por entender que el rigor –tan extendido en el periodismo como clave y garantía de éxito y honestidad- es algo tan efímero si no se ajusta a su contenido, como imprescindible.

Páginas