Discurso del Papa Francisco a los participantes en el Congreso Internacional de pastoral de las grandes ciudades

Queridos hermanos:

Os agradezco vuestra participación en este encuentro, que se relaciona con el momento preparatorio que tuvo lugar en Barcelona el pasado mes de mayo. Doy las gracias al cardenal Sistach por sus palabras de introducción.

 

Más que pronunciar un discurso formal —en parte porque quisiera ser un poco espontáneo y en parte porque no tuve tiempo de elaborar un discurso formal: entre los de Turquía, los de Europa, estaba saturado...— os hablaré a partir de mi experiencia personal, de quien fue pastor de una ciudad muy poblada y multicultural como es Buenos Aires. Y también de la experiencia que realizamos juntos como obispos de las once diócesis que componen esa región eclesiástica; con ellos, partiendo de diversos ámbitos y propuestas, hemos buscado en comunión eclesial afrontar algunos aspectos pastorales para la evangelización de ese conglomerado urbano con una población de casi 13 millones de personas, en las once diócesis: Buenos Aires tiene tres millones de habitantes por la noche y casi ocho durante el día, que vienen a la ciudad. Pero en total son 13 millones. Está en el decimotercer lugar en el mundo entre las ciudades más densamente pobladas. Al reflexionar con vosotros, quiero entrar en esta «corriente» para abrir nuevos caminos, quiero también ayudar a analizar posibles miedos, que muchas veces, de un modo o de otro, todos sufrimos y que nos confunden y paralizan.

Leer el documento completo en la descarga.

Categoría: