Comunidad de El Alto

Somos una comunidad fundada  en noviembre de 2003, ubicada en el altiplano boliviano a 4.100 metros de altura, desde donde contemplamos cada día los montes nevados de la Cordillera Real, especialmente el Illimani (6439 m.).

 Pretendemos prestar un servicio a la población de Senkata a través de los diferentes proyectos surgidos de nuestra presencia en la Parroquia de Santa Clara. También colaboramos con estructuras civiles y diocesanas, especialmente en el campo de la educación y de la salud.

Algunos de nuestros proyectos son:

Proyecto Utasa. Una propuesta de acompañamiento escolar, trabajo de animación sociocomunitaria, refuerzo nutricional, biblioteca barrial y desarrollo productivo (granjas de cuyes y gallinas, invernaderos) en el barrio de Senkata.

Centro Juvenil Utasa. Servicio de animación de adolescentes y jóvenes del barrio, donde ellos son protagonistas y destinatarios de la acción. Por un tiempo libre bien utilizado.

Un rasgo distintivo de nuestra comunidad es la de recibir cooperantes internacionales que vienen a colaborar por un tiempo en los proyectos de El Alto.

 

 

Para contactarnos utiliza el formulario

Noticias de El Alto

Intuición en El Alto

por Junior Salas

Debo comenzar haciendo la aclaración: lo que intentaré decir no se trata de certezas, mucho menos de planes y programas, sino de intuiciones que se escapan de la mirada y se hunden profundo en el corazón, intuiciones habitadas por Dios mismo que camina también a 4000m de altura.

Sorata

Aproximadamente veinticinco jóvenes y ocho monitores, pusimos rumbo un buen día de diciembre a un lugar llamado Sorata.

Sorata se encuentra a unas 3 horas en bus de El Alto, que es donde vivimos, y para llegar hasta allí, hay que pasar por grandes y pequeñas carreteras observadas por altas montañas y grandes precipicios.
El seminario, que es donde nos alojamos está a 5 Km. del pueblo, y es un lugar impresionante por sus flores, árboles y el río que pasa bordeando a todo lo que es el seminario.

Llagas que nos hicieron volar

Jóvenes vinculados a la comunidad Adsis de El Alto (Bolivia) nos han enviado este testimonio que vale la pena conocer:

“Un grupo de jóvenes aficionados del Centro Utasa fuimos invitados a participar en un concurso de teatro intercolegial, organizado por el Ministerio de Justicia para concientizar a los jóvenes sobre la problemática de la trata y tráfico de personas.

El premio era un viaje por vía aérea a otro lugar del país a representar la obra.