“El papel de la Iglesia no es un papel partidista sino orientador” por Julio Parrilla

El pasado martes 24 de Enero de 2017 se desarrolló en el Café Libro (Leonidas Plaza N23-56 –Quito) el conversatorio sobre Fe y Política, con la ponencia de  Julio Parrilla. Evento que fue organizado por el Centro de Ética y Pensamiento Social de la Iglesia Católica, en virtud de la coyuntura que está viviendo el País actualmente, con motivo de las próximas elecciones del 19 de Febrero de 2017.

Durante el conversatorio se desarrollaron varios temas sobre la relación existente entre Fe y Política, Julio Parrilla inició su ponencia con la siguiente frase “Si la fe ilumina la vida del hombre, pues no se puede dejar de lado la política como dogma de organización de la convivencia humana, de las personas y de los pueblos, la Fe ilumina todo”

La relación entre Fe y política ha estado presente a lo largo de los años y de la historia, evidentemente la postura de la Iglesia está inscrita en la carta pastoral de los obispos <Convocados a caminar juntos> donde se exponen varios temas como la pobreza, el bien común, la dignidad de la persona Humana, la subsidiaridad, la participación y la corresponsabilidad, la solidaridad, la interculturalidad, el cuidado de la familia, la defensa de la vida y el cuidado de la creación.

el Evangelio está y estará en contra  de cualquier sistema donde no se prime la persona, y saber que no todo desarrollo es sinónimo de humanismo

Más allá de eso, dentro del conversatorio también se habló sobre como la Iglesia es consciente de la importancia de unas elecciones que marcarán el próximo futuro de nuestro país y es por eso que  como católicos y ciudadanos tenemos corresponsabilidad al momento de elegir a quienes estarán a cargo del país los próximos 4 años, por lo tanto debemos elegir de manera no solo responsable sino también Ética.

Dentro del desarrollo de la sociedad los puntos clave de la Iglesia son el de : Iluminar la conciencia y la vida y contribuir a la construcción de un mundo más justo y humano; dentro del ámbito ética – política la Iglesia también tiene algo que decir y este pronunciamiento inicia desde una verdadera lectura de la realidad, un verdadero involucramiento de la Iglesia y de la sociedad en la solución de problemáticas que nos afectan a todos y todas como la crisis social, económica y política, la crisis de refugiados y migrantes, los agro negocios, la idea del capitalismo ante todo y la idea de un falso desarrollismo en favor del sistema y no del SER Humano.

Como resultado de todas estas crisis los más afectados con los más vulnerables y ahí está el rol de la Iglesia en la sociedad, se debe transmitir el valor de la Ética a futuros gobernantes, se debe apoyar a un crecimiento con equidad, a divulgar en la sociedad que la desigualdad e injusticia social crean nuevas pobrezas "La Fe nos lleva al cambio, nos lleva a transformar la realidad social, política, económica, cultural que está a la base del empobrecimiento y exclusión. No podemos estar fuera, ni lejos de las estructuras que mueven y promueven el desarrollo humano".

Como conclusión podemos decir que el Evangelio está y estará en contra  de cualquier sistema donde no se prime la persona, y saber que no todo desarrollo es sinónimo de humanismo.  Debemos tener en cuenta que a largo plazo se debe hablar del bien común.

Julio Parrilla es Obispo de Riobamba (Ecuador) y miembro de Adsis

Fuente original: Cáritas Ecuador