Adsis, medio siglo de servicio social en Canarias

Celebrar 50 años de presencia en Canarias es motivo de alegría y esperanza.

La comunidad cristiana 'Adsis', que nace en el contexto del Concilio Vaticano II, celebra estos días su 50 aniversario. Somos personas vinculadas por la Fe en Jesucristo y por el amor a las personas empobrecidas, con quienes tratamos de construir relaciones de proximidad. A lo largo de estos años hemos desarrollado iniciativas de servicio social, compromiso político, desempeño de relaciones laborales y trabajos profesionales desde los valores del Evangelio. 

 
¿POR QUÉ NACE ADSIS?

La presencia Adsis nace "Ante la injusticia y pecado en que viven sumidos tantos seres humanos, sobre todo jóvenes y pobres; ante el egoísmo de unos y la desesperanza de otros; ante la insensibilidad de no pocos por los valores del Reino y la imposibilidad de ser pueblo de Dios mientras haya opresores y oprimidos. Creemos que por iniciativa del Espíritu de Dios, ha nacido en nosotros una urgencia cristiana que nos impulsa a la acción. El sufrimiento de tanta miseria y la experiencia de nuestra incapacidad para acabar con ella nos abren a Dios y nos vinculan en comunidad de hermanos" (Credo Adsis). Afrontar la realidad desde la sensibilidad del Dios misericordioso, que busca colaboradores para eliminar la marginación, nos ha llevado a comprometernos con las causas de los pobres al tiempo que alimentamos una Espiritualidad evangélica. 

La comunidad Adsis se siente parte de la Iglesia canaria, vive la comunión como don y tarea y por eso ha desarrollado presencia en ámbitos como Cáritas, servicios formativos con jóvenes, especialmente en entornos donde no llega la Iglesia. Compartir la vida en barrios de Las Palmas de Gran Canaria como La Isleta, San Nicolás, San José, Arenales o El Polvorín nos ha llevado a sentirnos pueblo con sus vecinos, celebrando la fe y la vida. Los últimos años en el Hinojal, Arucas nos permite ofrecer acogida y experiencia de comunión y servicio. 

 
AÑOS 90: FUNDACIÓN ADSIS

Hacia los años 90 se creó la Fundación Adsis para gestionar proyectos de acción, como un instrumento al servicio del compromiso con personas empobrecidas y jóvenes en riesgo de marginación. Son sus valores: centralidad de la persona; reconocimiento de la igualdad en dignidad y derecho de todas las personas (fraternidad); Utopía (otro mundo es posible); presencia transformadora; Justicia y Solidaridad; protagonismo y participación; comunicación y transparencia. 

Actualmente el trabajo de Fundación Adsis con Pro-infancia, Aluesa (prevención y tratamiento de adicciones tecnológicas) , Centro de día Atajo, mujeres, inmigrantes, jóvenes, empleo, ruta solidaria... atendido por personal contratado o voluntariado, se convierte en un servicio a una parte de la población en riesgo de exclusión social que quiere seguir sembrando semillas de futuro que transformen nuestra realidad. 

Mañana nos juntamos en la Casa de la Iglesia para tener un espacio formativo y lúdico donde reflexionaremos sobre los desafíos que nos plantean pobres y jóvenes y el sábado día 1 de diciembre celebramos la Eucaristia en el barrio del Polvorín.

 

 

Fuente: laprovincia.es

Seccion: