En el campo peruano

La Pastoral Universitaria del Callao, en conjunto con los Adsis Joven de Perú tuvieron la alegría de compartir la semana del 11 al 16 de enero con los vecinos y vecinas de Santa Rosa, un pueblo rural de 1200 habitantes situado en Chincha Baja.

Esta es una de las zonas que fue afectada por el terremoto del año 2007 y que hasta ahora no ha recibido ningún tipo de ayuda. Según la ley no se puede reconstruir el lugar porque el pueblo está situado sobre una "huaca" (sector en el que hay restos de construcciones antiguas, que fueron descubiertos muchos años después de que esta zona estuviera ya habitada por las familias que hoy viven allí).

Fueron días de conocer a los vecinos, jugar y disfrutar con los niños, aprender de ellos y ellas y preguntarnos qué nos quiere decir Jesús en medio de ésta y de tantas historias como ésta.

Seccion: