II Conferencia Latinoamericana. Día a Día. 1 de Mayo.

El día a día de la Segunda Conferencia Latinoamericana

Martes 1º de mayo de 2018.

Los miembros de la Conferencia comenzaron el día muy temprano. Antes de iniciar la revisión del “Documento final” se reunieron en la capilla para pedir el Espíritu. Escuchan una canción que los invita a disponerse para esta última jornada, en clave de agradecimiento y de toma de conciencia del regalo que han vivido en estos días, tiempo de encuentro con Dios, con los hermanos y hermanas y con ellos/as mismos/as. Resuena el estribillo: “Para encontrar a Dios es preciso aprender a ser humanos” y ésta es una de las experiencias hermosas de la Conferencia: el ser consientes de nuestra fragilidad amada por Dios y desde la cual somos llamados/as a seguir dándonos. Nos reconocemos hoy en manos del Señor, confiados de que Él acompaña el camino que hoy, al terminar la Conferencia, iniciamos.

Después de este momento de oración se procede a la lectura y votación del documento final de la Segunda Conferencia Latinoamericana. En un ambiente fraterno, de mucho consenso, los conferencistas van votando, parte por parte, el texto, resultando aprobado en su totalidad.

Posteriormente, Fermín comparte una reflexión sobre lo vivido en estos días de Conferencia, resaltando algunos aspectos y desafíos que, a su juicio, son fundamentales, animando a seguir adelante en nuestra renovación como movimiento Adsis en Latinoamérica. Es, también, posibilidad de dialogar con él, de expresarle inquietudes e interrogantes. En Fermín nos experimentamos vinculados a todas las comunidades del movimiento, con quienes queremos seguir creciendo en comunión y corresponsabilidad.

Concluimos la Conferencia con la Eucaristía, en el día de San José Obrero, presidida por el Padre Obispo Pedro Ossandón, obispo auxiliar y Vicario de la Zona Sur de la Arquidiócesis de Santiago, donde participaron jóvenes y amigos/as. En su homilía nos invitaba a que nuestras comunidades cuiden el ambiente familiar, el calor de hogar, siendo, cada día, más misioneras y testimoniales en medio de las Iglesias donde estamos insertas y en los ambientes sociales donde nos encontremos. En el ofertorio presentamos el Documento final de esta Segunda Conferencia Latinoamericana como deseo de que sea el Señor, y su Espíritu, quien nos conduzca a llevar a la práctica lo que hemos consensuado para vivir nuestro futuro bonito.

Tras el abrazo de la paz y la comunión damos gracias por el acontecimiento de esta Conferencia, que nos llena de gozo y esperanza. Para cada comunidad se hace entrega de un recuerdo, que consiste en un “atrapa sueños”,pequeñas réplicas del signo que fuimos construyendo en las oraciones comunitarias.

También se expresó la gratitud a Eloisa, por su servicio de facilitadora de este encuentro y a los que trabajaron en silencio para que esta experiencia pueda concretarse.

Después de la Eucaristía compartimos con las personas que vinieron a celebrar con nosotros el cierre de estos días llenos de alegría, de diálogo y comunicación transparente, de disposición sincera de pasar juntos a la otra orilla, de querer renovarnos para ser más servidores de los jóvenes y pobres.

Las hermanas/os de Uruguay y Argentina son las primeras/os en partir, por lo que nos despedimos con cariño.

Hasta la próxima Conferencia Latinoamericana.

Autor: Juan Carlos Igor.

Imagenes: