Reflexiones

Cuando la realidad supera la utopía

Me invitaron a los encuentros de los Asociados y de Adsis Joven con ocasión de la Conferencia General. Tuve la oportunidad de dirigirles el retiro espiritual sobre la Interioridad. Fueron dos encuentros en los que pude experimentar la realidad del Movimiento amplio como una gracia extraordinaria que el Señor nos ha concedido a partir de aquella primera utopía de 1989 en la Asamblea de Eibar. La riqueza de estos encuentros se pone de manifiesto en la alegría e intensidad de su participación, especialmente cuando la diversidad de proveniencias acentúa el carácter internacional de sus participantes. Nos conocimos, nos vivimos en unidad. Comunicamos y rezamos juntos. Nos sentimos hermanos en una misma aventura por el Reino de Dios. Tanto en los Adsis Joven como en los Asociados pude admirar: Su profundo amor al Movimiento en sus comunidades. Su conciencia de identidad y pertenencia Adsis desde el seguimiento al Señor. Su deseo de participar más intensamente en la vida de omunidades, especialmente en la vivencia de la interioridad, la formación y los compromisos. Su conciencia y actividad por ofrecer a otros con protagonismo su proyecto de vida. Considero que después de veinte años la realidad supera la utopía primera. Todos debemos sentir que estos hermanos nuestros son parte integrante e imprescindible de nuestras comunidades. Debemos ofrecer a otros estas formas de ser y de vivir Adsis, como una llamada del Señor a seguirle para poder prolongar su presencia entre los jóvenes y los pobres. El Movimiento amplio es nuestra forma concreta de “ser pueblo de Dios” (Credo) con otros y para otros.

Autor: 
José Luis Pérez Álvarez

La Iglesia estaba en la calle

Cuando 34 mapuche presos en Chile iniciaron una huelga de hambre para reclamar un juicio justo y que las autoridades chilenas no siguieran criminalizando a su pueblo, mucha gente de la Iglesia se sumó a su causa haciendo un ayuno solidario y rezando en las calles chilenas… con vigilias para defender aquella causa.

Categoría: 
Autor: 
Rafa Perdomo

PASTORAL PENITENCIARIA. DECLARACION FINAL DEL VIII CONGRESO

Convocados por el Departamento de Pastoral Penitenciaria de la Comisión Episcopal de Pastoral Social bajo el lema “Iglesia, colectivos vulnerables y Justicia restaurativa”, más de 400 miembros de la Pastoral Penitenciaria Católica, procedentes de las diócesis españolas, hemos estado reflexionando sobre la realidad de nuestros sistemas penal y penitenciario desde la mirada creyente, que es propia de nuestra concepción de la vida.

Categoría: 
Autor: 
Pastoral Penitenciaria Católica

Banca Ética: por fin, una alternativa.

¿Alguien sabe de dónde obtiene sus beneficios ING, la entidad financiera de la famosa “cuenta naranja”, para poder ofrecer a sus clientes los intereses con los que se nos bombardea diariamente en televisión, prensa, etc.?

Categoría: 
Autor: 
Javier Mena y Claudio Navarro

Economía, justicia y solidaridad

El Departamento de Justicia y Solidaridad del CELAM (Consejo Episcopal Latinoamericano) ha organizado un encuentro en Lima (Perú) del 10 al 12 de mayo, en el que han participado representantes de la Pastoral Social–Cáritas procedentes de 19 países de América Latina y del Caribe. El objetivo: “pensar otra manera de entender y hacer economía, desde la justicia y la equidad, para que el bien común se haga realidad en nuestros pueblos”. Te ofrecemos un extracto y te invitamos a conocer el texto completo en www.celam.org.

Categoría: 
Autor: 
Uniendo voces, revista Presencia nº 16, junio 2010

Mientras ellos cuidaban sus propiedades

El 27 de febrero de 2010, el terremoto que sacudió al sur de Chile echó al suelo casas, carreteras, muebles, autos… y también en los casos más leves nos provocó a quienes vivimos acá miedo y desazón. A alrededor de 800 personas las mató; a varios cientos de miles, si no millones, les quitó lo que tenían para vivir… y a todos y todas nos obligó a replantear nuestras urgencias y prioridades.

Categoría: 
Autor: 
Rafa Perdomo

Reverdecer las comunidades

La verdad que en eso de trabajar con los pobres y contra la pobreza nadie puede quejarse de la Iglesia. Aunque no todos, muchos cristianos están, junto a otros, intentando que en este siglo XXI logremos cuanto antes eliminar la vergonzosa miseria de tantos millones de personas. No está mal para el currículum estar junto a los que pelean para conseguir los Objetivos del Milenio, para socorrer desde la caridad que nace de la justicia, como samaritanos actuales, a tantos heridos por los mil y un bandidos del mundo moderno, trajeados muchos de ellos (con el flus, como dicen los panas ecuatorianos).

Categoría: 
Autor: 
Pedro Jiménez

Páginas