Revista nº 27

 
Queridos amigos y amigas:
En la lucha por un mundo distinto, en el servicio al crecimiento del Rei-no de Dios, es fácil que surja el deseo de pararnos, de instalarnos y acomo-darnos a lo posible. Es la tentación de siempre, la de tantos movimientos de renovación que empezaron con fuer-za, pero sucumbieron a las fuerzas contrarias al cambio.
 
Ante la trampa del acomodo, del que-darse en lo conocido y seguro, Jesús nos lanza un desafío: ¡Pasemos a la otra orilla!  Pasar a la otra orilla es ir a “las periferias existenciales” y apren-der junto a los que viven en ellas la principal lección evangélica: acoger con ternura, amar en gratuidad, com-partir solidariamente y alumbrar el ca-mino de la humanidad. 
 
En el pasado mes de julio, en Adsis celebrábamos la IV Conferencia Ge-neral, y en ella escuchábamos esa invitación de Jesús. En la presente revista hemos querido recoger varias experiencias y refl exiones que nos ha-blan de nuevas orillas a las que nos vamos acercando:
“la orilla de la historia desde abajo”: Ximo García Roca nos ayuda a leer la realidad desde algunas fronteras y desafíos actuales. Desde Ecuador nos relatan varias experiencias: en Porto-viejo nos desvelan cómo después del terremoto se reconstruye la solidaridad  y la esperanza; en Quito, cómo se rein-venta el futuro con los jóvenes; desde Esmeraldas nos hablan de una tierra acogedora y alegre, creyente y pobre, que se abre a la propuesta de acoger a Dios en medio de la injusticia; y en Riobamba nos dejan el testimonio so-bre Julio Parrilla, un Obispo para to-dos. Y desde Chile nos ofrecen el tes-timonio de una extranjera (española), Helena Román, entre inmigrantes.
 
“la orilla del futuro con los jóvenes” La que descubrimos en el fecundo encuentro entre jóvenes españoles y jóvenes africanos de Togo, compar-tiendo la fe y el servicio en un barrio de Lomé. También la orilla de jóvenes que se adentran en el arte de acom-pañar a otros en el camino de la vida y de la fe (EPJ). La de aquellos que salen de lo conocido para compar-tir con otros su experiencia solidaria (Ss@le´16). Y la experiencia de una combinación enriquecedora de con-templación y servicio en el invierno chileno, que nos revela que otro futu-ro es posible.  
“la orilla de los procesos transformadores” Esos procesos que llevan más de cin-cuenta años desarrollándose a través de la Acción Social Adsis y su Fun-dación en España. También otros, como los años de siembra argentina en la asociación Minka  de Ituzaingó, impulsando la construcción comuni-taria y vecinal. Y la de esos jóvenes que agradecen la experiencia de ser acompañados por otros un poco ma-yores que ellos. A su vez nos regalan un lindo testimonio desde Argentina sobre nuevas formas de construir Ad-sis. Y por último, la orilla de la Iglesia de Salamanca, que vive un tiempo de enamorarse, soñar y construir juntos como Asamblea Diocesana.
 
Pasando a la otra orilla podemos ser testigos de verdaderos milagros, dar lugar a cosas impensables. La es-peranza es Jesús, que alienta a los pobres y a los jóvenes en largas y di-fíciles promesas, que a otros les pa-recen inútiles. Es lo que celebramos en cada Navidad: desde el corazón de Dios, Alguien vino a nuestra orilla para transformar los miedos en confi anzas y los talentos en solidaridad. 
 
Es tiempo de dar pasos cualitativos, con la confi anza puesta en Dios, para revertir la historia, subvertirla, y lan-zarla en otra dirección… ¿A qué espe-ramos?  ¡Pasemos a la otra orilla!
 
Fermín Marrodán Goñi
Moderador General Adsis