Comunidad de Gipuzkoa

A lo largo de la historia la comunidad hemos estado presentes en diferentes barrios y pueblos de Gipuzkoa:

- Beraun, finales de la década de los 70 hasta 1985 “cuna de la comunidad”, barrio de Errenteria donde trabajamos en un club juvenil (Ostarte), gau eskola y en la pastoral de juventud parroquial.

- Hernani, donde el proyecto social que teníamos entre manos no cuajó.

- Tolosa: trabajando en la pastoral de juventud parroquial.

- Altza: piso de acogida para jóvenes, pastoral de juventud interparroquial, talleres...

Como denominador común está la presencia en pastoral de juventud en parroquias y proyectos sociales como talleres, centros juveniles, piso de acogida con jóvenes...

Actualmente nuestra comunidad está organizada en dos casas: una en Lasarte-Oria y otra en Gros (Donostia).

 Somos doce hermanos de comunidad, y cuatro asociados. Entre los hermanos de comunidad hay tres matrimonios, dos de ellos con tres hijos y el otro matrimonio con dos hijos; un sacerdote; otros cuatro herman@s célibes y una hermana que está en proceso al celibato.

En Lasarte estamos desde 1980 y en Gros también pero no ha sido de manera permanente.

Los hermanos colaboramos en diversas iniciativas en los territorios donde vivimos, en relación con las parroquias de la zona:

 • En Lasarte-Oria coordinando la pastoral de juventud y acompañando a grupos de jóvenes de confirmación.

• En Gros, formando parte de la unidad pastoral colaboramos en la pastoral de juventud y acompañamos a grupos de jóvenes en confirmación.

La comunidad dinamiza también otras iniciativas en orden a convocar a jóvenes y a darse a conocer allí donde reside: iniciativas para jóvenes, campos de trabajo, actividades de cooperación, encuentros de oración etc.

Proyectos de Adsis en Gipuzkoa:

La comunidad junto con otros profesionales desarrolla diversos programas, a través de la Fundación Adsis, en colaboración con entidades públicas (Ayuntamiento de San Sebastián):

• CIP (Centro de Iniciación Profesional de San Sebastián): es un programa de garantía social para jóvenes (de 16 a 20 años) que no han conseguido el graduado ESO.

• Programa de complementarias. Para jóvenes con diversa problemática escolar (de 14 a 16 años).

• Centros jóvenes Kontadores y Martutene.

En este curso estamos impulsando el voluntariado Adsis. En este momento hay un grupo de voluntarios que realiza su labor de actividades de ocio y tiempo libre con disminuidos psíquicos. También llevados adelante un programa de educación de valores (solidaridad y otros) denominado“Nómadas” con jóvenes de diferentes colegios y con jóvenes en general en Kontadores. 

 Para contactarnos utiliza el formulario

Noticias de Gipuzkoa

Campo de trabajo en Azkárate

13 jóvenes dedicamos tres días del pasado mes de Junio, a realizar un campo de trabajo en la casa de Azkarate-Navarra. Por la mañana nos dedicamos a trabajar en el jardín, y a realizar algunas labores y trabajos en la casa, y por la tarde aprovechamos para conocernos un poco más, tanto entre nosotros como en profundidad con nosostros mismos a través de dinámicas de grupo.

Ha sido una experiencia maravillosa, ¡que tendremos que repetir!

Jóvenes, vida y sida

Jóvenes de Gipuzkoa vinculados a Adsis han participado este verano en una experiencia solidaria con enfermos de Sida en Valladolid. Así nos lo cuentan:

“Fue responder con un sí a una de las propuestas recibidas en su grupo de referencia –Nomadak- para enfrascarse en una aventura apasionante, que acabó por tocar su corazón. Seis jóvenes guipuzcoanos participaron a finales de junio en una experiencia solidaria en un centro de acogida de enfermos de Sida en Valladolid.

Campo de trabajo Nomadak-ECI

Del 11 al 13 de junio, un grupo de diez jóvenes vinculados a la comunidad Adsis de Gipuzkoa ha desarrollado el campo de trabajo Nomadak-ECI, para cerrar un curso de trabajo personal , grupal y social.


“Ha sido un tiempo para seguir adentrándonos dentro de nosotros y adentrarnos en la realidad que nos rodea, pero no desde fuera sino desde dentro, siendo más asertivos que nunca, de la mano de AVATAR, de las realidades sociales de Caritas y de nosotros mismos. Esto nos anima a seguir el año que viene en un mayor compromiso y implicación.”

Jóvenes solidarios en Elizondo

Jóvenes de Lasarte-Oria nos comunican su experiencia solidaria de este verano, resumida en el título “CAMINANDO POR LA VIDA”:
Con este titulo y la canción de Melendi, que nos despertaba cada día, pasamos unos días en Elizondo. Fue entre el 4 y 8 de julio, con la presencia de 5 jóvenes y tres monitores del Grupo Ostarte de Lasarte-Oria. La residencia Francisco Joaquín Iriarte, de Elizondo, en Navarra, ofreció la oportunidad de desarrollar labores de voluntariado con los abuelos que en ella viven.

Campo de trabajo “Chavicar-Cocina Económica”

“En ocasiones la gente nos pregunta que porqué decimos ser voluntarios: El motivo es sencillo, no nos gusta que la basura de algunos sea el tesoro de otros, no nos gusta que existan pobres y ricos… no nos gustan las diferencias y no nos gusta discriminar. Por ello luchamos. Somos personas que consideramos que con granitos de arena se puede crear un montón, que con cada aportación por muy mínima que sea se consigue avanzar. Nos gusta luchar en contra de las injusticias sociales, nos gustaría terminar con ellas.

Curso de Cooperación y Desarrollo

Por cuarto año, aunando esfuerzos, las organizaciones en Gipuzkoa de ADSIS, ALBOAN, Calcuta Ondoan, Cáritas, delegación de Misiones, FISC, Secretariado Social, InteRed, Manos Unidas, Proclade y TAU Fundazioa reeditamos el Curso que ha comenzado el 30 de enero y finalizará  el 13 de marzo. Son 7 sábados en los quemiraremos el mundo desde la perspectiva de la Cooperación y el Desarrollo.



El programa es el siguiente:

30 de enero: Presentación y Técnicas de estudio de la realidad.

Campo de trabajo en el Cottolengo de Barcelona

Una mañana de julio como cualquier otra, llegamos a la puerta blanca del Cottolengo. Nerviosos, hicimos el recorrido que repetiríamos durante cinco días. Sin saber muy bien a que nos disponíamos, nos dividimos en grupos y cada uno comenzó con su labor. Subiendo por las plantas de la residencia nos encontramos con los primeros enfermos, el primer contacto fue realmente impactante. Descubrimos una realidad que hasta el momento no habíamos siquiera imaginado.

Páginas