Mensaje de Julio Parrilla. Obispo de Riobamba