Once voces expertas llaman a la esperanza tras la COVID en un libro solidario

 

Una decena de expertos de sectores diversos han unido sus voces en el libro solidario "Esperança després de la Covid-19" (Claret) para mostrar las ventanas de "esperanza" que abre la crisis del coronavirus en los ámbitos espiritual, educativo, sanitario, comunicativo y científico.

La obra, que llega a las librerías esta semana, presenta un prólogo del cardenal y arzobispo de Barcelona, Joan Josep Omella, que reflexiona sobre la necesidad de edificar la sociedad a partir de "sabiduría" y "esfuerzo" con el fin de conseguir una economía "al servicio de las personas".

Entre los autores del libro, que recaudará fondos para Càritas Catalunya con parte de sus beneficios, figuran la psicóloga Sònia Fuentes, el consultor pedagógico y escritor Juanjo Fernández, el editor y escritor Jesús Ballaz, la periodista especializada en religión Míriam Díez, el meteorólogo Tomàs Molina, el profesor de Educación Social Enric Benavent y el rector de la Parroquia de Santa Anna, Peio Sànchez.

También han colaborado el director de Justícia i Pau de Barcelona, Eduard Ibáñez; la religiosa y médica Margarita Bofarull, y los profesores de teología Josep Otón y Lluís Serra.

Este trabajo colaborativo reúne visiones que "invitan a la esperanza" en un contexto de pandemia y arrojan "apreciaciones muy realistas" sobre problemas y deficiencias que la crisis sanitaria y social ha puesto al descubierto, según ha explicado este martes Màxim Muñoz, representante de la editorial Claret, en la presentación virtual de "Esperança després de la Covid-19".

El libro ofrece un compendio de referencias concretas a personas y situaciones que han marcado las semanas de confinamiento, plasmadas en la obra de forma transversal y de la mano de expertos que inspiran "vida y experiencia" a lo largo de 156 páginas.

Entre estas voces "de gran calidad humana y literaria", en palabras de Muñoz, se encuentra la especialista en psicooncología Sònia Fuentes, que ha abordado la "mirada clínica" de la crisis del coronavirus con testimonios de personas enfermas, familias y profesionales sanitarios, según ha detallado en el evento telemático.

También ha intervenido en el acto el conferenciante Juanjo Fernández, autor del capítulo dedicado a la comunidad educativa, un colectivo que ha comprobado durante estas semanas de distanciamiento social la importancia de tejer lazos de "confianza" con las familias y reforzar el apoyo mutuo, claves para el regreso a las aulas, según el pedagogo.

Por su parte, la periodista Míriam Díez ha asegurado que la "esperanza" en tiempos de "hiperconectividad" está estrechamente vinculada a la "conversación" y al "acompañamiento", dos aspectos que en estos meses atrás han dado lugar a iniciativas solidarias y de pastoral que "brindan oportunidades al mundo espiritual".

Con más escepticismo, pero sin abandonar la visión de "esperanza", Peio Sánchez, rector de la parroquia de Santa Anna, hogar de una decena de personas vulnerables durante el confinamiento, ha lamentado la "vulnerabilidad de una Iglesia muy dedicada al culto" y ha reclamado "ponerse las pilas" para "reabrir la Iglesia de otra forma" y "planteando cambios".

En esta línea, el profesor de Educación Social y Trabajo Social de la Fundación Pere Tarrés Enric Benavent, especializado en la perspectiva cristiana de la sociedad, ha criticado que "cuando el mundo va bien, ciertas realidades sociales pasan desapercibidas", por lo que ha pedido "cambiar la mirada" y entender la "esperanza" de la pandemia "como una resurrección".

Los profesores de teología Lluís Serra y Josep Otón, así como la religiosa y médica Margarita Bofarull, también hablan de un "mundo nuevo" en el que la sociedad "mire a los demás" y tome conciencia de que el coronavirus es "un problema de todos".

A la par, el director de Justícia i Pau de Barcelona, Eduard Ibáñez, ha participado en la presentación del libro para ahondar en el "impacto devastador" que ha tenido la COVID-19 en una economía que, a su juicio, tiene "motivos para la esperanza" siempre y cuando persiga una fiscalidad "más justa", replantee el gasto público y potencie la cooperación.

Fuente: La Vanguardia.