Noticias de Adsis

Un virus de cuidado

No son pocas las inquietudes y las lecciones que emergen de la pandemia. Una, es acerca de nuestro modo de habitar la Casa Común, esta Madre Tierra que nos acoge y a la que tantas veces, como niños maleducados, maltratamos. Siento que llegó la hora de cuestionar algunas cosas: el consumismo, el despilfarro, la acumulación innecesaria y, sobre todo, la indiferencia ante el dolor de los pobres.

Esther. La viuda de Naím. Por Maria José Encina

Esther. Esther se llamaba la mujer, hay que día más triste ese en el pueblo. Yo la conocía, aunque era más joven que ella, vivíamos en el mismo sector, y como en todo pueblo…todo se sabe.

Siempre en las mañanas, muy temprano, me la topaba en el pozo para sacar el agua. Yo era muy chica cuando la veía pasar, con sus cantaros para preparar las cosas de casa. Eran ella, su marido Efraím y su hijo Cleofás.

Páginas